La Importancia de diferenciar una papelera y basurero en una oficina

Papelera_basurero_ecopunto
Papelera_basurero_ecopunto

La Importancia de diferenciar una papelera y basurero en una oficina

Eco Blog

Pareciera que el tema en cuestión es insignificante, pero lleva dentro de sí la intención de hacer una clara diferencia conceptual entre un mismo objeto, visualmente, mismo parecido, pero con distinto uso en una zona, de lo contrario esto le ocasionará problemas de cierto tipo de plagas que van desde hormigas, zompopos, moscas, cucarachas y roedores como también contaminación del aire interior del edificio, convirtiéndolo en un edificio enfermo.

Con mucha frecuencia nos hemos encontrado con problemas de edificios enfermos que albergan menos de 20 empleados como también algunos que llegan a los 100 y, hemos visto la  importancia de entender adecuadamente el concepto, por que de ello depende su buen uso como herramienta de limpieza para minimizar el impacto ambiental y reducir costos de operación dirigidos en la salud ocupacional. 

Una papelera puesta debajo de un escritorio lleva la intención de recoger desperdicios de papel, de allí su nombre, papelera. Cosa contraria un basurero, que su intención es recoger los papeles de una papelera más todos los deshechos de la oficina y, lo idóneo sería clasificar los tipos de desechos en orgánicos, inorgánicos, reciclables y bioinfecciosos. Esta clasificación debe de ser tropicalizada a la operación de cada oficina, pudiendo cambiar sus nombres, lo importante es saber clasificar los desechos y estar claros en su uso como basurero.

No nos detendremos en la clasificación de la basura, lo que nos interesa en este artículo es la diferenciación entre papelera y basurero, ya que en nuestra experiencia  consideramos y es notorio, que los empleados de la mayoría de las oficinas hacen un uso indebido de las papeleras tratandolas como basureros, inclusive el mismo personal de limpieza subcontratado.

Las papeleras deben de ser usadas como el depósito que acepte exclusivamente material  orgánico de fibra seco, no húmedo. Debe de estar sin bolsa y debajo o cerca de cada escritorio(s) de interés.

Por el contrario, los basureros deben de estar por zona de grupos de oficinas, con bolsa plásticas que puedan recoger tanto lo seco como lo húmedo y según el desarrollo de la gestión ambiental de la oficina, estos deberían de estas clasificados de acuerdo a su recolecta. 

¿Que problema puede dar, usar una papelera como basurero?

Se lo explicaremos con ejemplos:

Hace un par de años, teníamos una frecuente queja de plaga de hormigas en  las oficinas administrativas de un director de una prestigiosa compañía en El Salvador. El problema se volvió tan serio que las hormigas habían invadido la ductería eléctrica y las computadoras, las secretarias y asistentes de la zona trabajaban con incomodidad por que las hormigas salían de los teclados, se subían a los empleados,  picaban, atacaban los alimentos llevados en bolsos no herméticos, se acumulaban en el oasis, baños, papelería, ¡estaban dispersas en toda el área ejecutiva!, era un caos. La presencia de nuestra brigada comenzó a ser, gradualmente, más frecuente de lo normal; era claro que esto sobrepasaba las expectativas de control y que la curva normal había cambiado, algo no estaba dentro de los parámetros, habia una variante por analizar, descubrir y estudiar.

Con nuestro equipo de  biólogos se inició un trabajo de investigación de campo, tomando en consideración muchos factores abióticos y bióticos, a partir de la conducta animal; luego de ir descartando las posibles variantes llegamos a una muy determinantes: Había un nuevo empleado dentro del equipo de trabajo que meses atrás no estaba. Al analizar la relación entre el problema y el nuevo colaborador de la oficina, fuimos descubriendo que los hábitos de uso de la zona de su escritorio tenía debilidades de mal manejo: usaba la papelera para depositar chicles, postres frescos o cremosos, así también como cajas de empaque de pizza, hamburguesa, comida chatarra y casera con el agravante que estaban sudadas de líquidos orgánicos propios de comida, era como dejar trastes sin lavar en la papelera, eso sin contar el durapax que solía usar. El problema se agudizaba cuando esta papelera-basurero pasaba todo un fin de semana sin ser atendida hasta el día lunes. El olor era molesto y calante  en un edificio cerrado con un sistema de aire acondicionado central. Era como un faro señalando puerto para las hormigas. 

Observamos un día lunes la cantidad de hormigas que se desplazaban en todas las áreas de la zona directiva; las quejas nos señalaban, como suele suceder, como los responsables ineficientes del control de plagas.

Una vez descubierto el origen del problema, explicamos los detalles a las autoridades quienes normaron el uso de los depósitos, aclaran los conceptos de acuerdo a lo asesorado  y se inicia una nueva etapa en la empresa en cuanto a las buenas prácticas de uso de las zonas.

Cuando se tienen definidos los usos de los instrumentos de trabajo en las zonas, así también como una explicación lógica de los por que de ello, las normas toman sentido y es aceptada de una manera no friccionada ni impositora en las sociedades laborales.

Los problemas de no comprender la diferencia entre una papelera y un basurero en su oficina puede traerle problemas que van desde el  ausentismo laboral producto de alguna enfermedad adquirida por vectores (Plagas) que se vuelve epidemia dentro del edificio (edificio enfermo), hasta daño en los equipos, inmobiliario o materias primas, como también las incomodidades psicológicas en la comunidad, esto sin considerar el aumento de uso de químicos en el edificio al aumentar las visitas del controlador como también la aplicación, no autorizada, de latas caseras compradas en supermercados por parte de secretarias o personal de limpieza en su desesperación por controlar el problema. 

Recuerde: Una papelera solo debe de aceptar fibra orgánica seca, prevenga problemas mayores y proteja a su personal  de plagas que pueden llevarle enfermedades graves a su oficina, convertir su espacio laboral en un edificio enfermo.

Si quiere implementar un buen sistema de salud preventiva dentro de su institución contáctenos al 2273-3127, podemos ayudarle construir un buen sistema de uso de las zonas de acuerdo a su necesidad laboral.

Únase a nuestra comunidad

Recibe más consejos subscribiéndote aquí.

¿Problemas con plagas?

  • [503] 2273 3127
  • contacto@eco.com.sv

Derechos Reservados Ecopunto® 2019